Nuestros Servicios

Patología Mamaria

PATOLOGIA MAMARIA:

Para comprender la diversidad de patología benigna o maligna en la mama es necesario conocer primero su anatomía.

Anatomía de la mama
Se denomina mama en la especie humana a la región anterosuperior lateral del tronco femenino, se desarrollan en par y por lo general su estructura es asimétrica siendo en la mayoría mayor la del lado izquierdo.
Cada mama tiene estructura externa (areola y pezón) e interna, esta última esta formada por tejido adiposo (90%) que le da la forma abultada y donde se integra la glándula mamaria y los conductos galactóforos. La glándula mamaria esta formada por 15-20 lóbulos mamarios (a manera de racimos), cada lóbulo esta formado por lobulillos o acinos glandulares formada por células productoras de leche constituyendo la unidad funcional de la mama, y por ductos una serie de estructuras tubulares ramificadas que confluyen a canalículos cada vez mas gruesos llamados galactóforos (12 a 19) que se dirigen a la areola (estructura externa) y terminan en la piel del pezón por donde sale la leche materna a través de sus poros. La areola a su vez esta formada por glándulas sebáceas llamados corpúsculos de Montgomery que tienen la apariencia de tubérculos que se encargan de lubricar y proteger a los pezones y la propia areola durante la lactancia.
La glándula mamaria tiene además en su interior arterias y venas, encargadas de mantener oxigenados sus tejidos , terminaciones nerviosas que le otorgan la sensibilidad y, los conductos linfáticos, que transportan un tipo especial de células de la sangre encargadas de defender a nuestro organismo de los microbios y que vierten su contenido en pequeñas estructuras llamados ganglios la mayor parte (75%) lo hacen en los ganglios ubicados en la axila y el resto ubicados tras el esternón.
Debajo de cada glándula mamaria se encuentra un músculo llamado pectoral mayor que tiene una capa muy fina adherida llamada aponeurosis, que envuelve a su vez a todos los componentes de la glándula. Finalmente, la piel recubre y protege toda la glándula mamaria.
La función principal de la mama es la producción de leche durante la lactancia como no todos los ciclos ovulatorios terminan en gestación, los cambios para conseguir la lactancia se revierten o no se producen y a veces esto puede predisponer a ciertas patologías benignas de la mama.

Los síntomas habituales que pueden indicar una patología son:
  • Dolor
  • Cambios de coloración en la piel de la mama
  • Secreción del pezón
  • Nódulos
  • Otros trastornos de la mama.


  •   Dolor de mama

    Dolor de mama

    Es un síntoma muy frecuente de consulta, pero raramente es producido por una patología intrínseca de la mama, sino que es un dolor referido es decir originado en otras zonas como por ejemplo las neuralgias cervicales, la inflamación de los cartílagos intercostales o mialgias (inflamación de los músculos) Existen dos términos relacionados con el dolor de mama:

  • Mastodinia aparece cíclicamente en relación al ciclo menstrual.
  • Mastalgia cuando es a cíclico.

  • Mastodinia

    Por lo general aparece con el ciclo menstrual y puede durar de 2 a 15 días antes de la menstruación, su origen es la tumefacción mamaria que se produce tras la ovulación, y que no alcanza a ser contrarrestada por la secreción de progesterona, originando unas mamas densas con aumento de tejido fibroso. Resulta raro que sea motivada por una tumoración, pero en todo caso en la mayoría de estos casos sería de tipo quístico y benigno.

    Frente a una mastodinia se realizan las pruebas pertinentes para descartar proceso orgánico y se dará tratamiento en los casos en que el dolor es importante o existe una alteración hormonal que lo motive.

    El tratamiento principal se basa en medidas generales como:

  • disminuir ingesta de xantinas (chocolate, café, colas), uso de sujetadores que mantenga una compresión adecuada y masajes.
  • Fármacos: diuréticos, hormonas (progesterona, bromocriptina) y antiinflamatorios -analgésicos.

  • Mastalgia

    La mastalgia o dolor acíclico, a diferencia de la mastodinia suele estar mas relacionado con patología orgánica mamaria la mayoría de origen benigno sin descartar del todo origen maligno.

    Los tumores que provocan más dolor son los quistes de crecimiento rápido, seguidos de los fibroadenomas. Otra causa de dolor a cíclico puede ser una infección.

    El tratamiento de una mastalgia es localizar el origen o causa que lo produzca.

      Cambios de coloración en la piel

    Cambios de coloración en la piel

    No siempre un cambio en el color de la piel de la mama traduce una patología de la misma, sino que puede implicar una patología general.

    El cambio más frecuente a destacar es el enrojecimiento, sobre todo si se acompaña de calor local y dolor puede indicar una infección o inflamación subyacente de la mama.

    La piel que recubre el pezón también es propensa a sufrir irritaciones, eccemas, e infección si este tipo de alteraciones persisten a pesar de tratamientos tópicos, se aconseja acudir a consulta.

      Secreción del pezón

    Secreción del pezón

    La presencia de una secreción a través de los pezones donde confluyen los conductos galactóforos es un proceso natural y fisiológico durante la lactancia, fuera de esta puede traducir una patología orgánica o funcional, por lo tanto, si esto ocurre es conveniente acuda cuanto antes al especialista para realizar una valoración más completa con toma de muestras y pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico.

    Se usa el término de Telorrea para expresar presencia de secreción a través del pezón y si esta contiene sangre Telorragia. Cuando hay una telorrea de leche fuera del periodo de lactancia se denomina Galactorrea.

    Dependiendo de las características de la secreción, del número de galactóforos y bilateralidad del proceso el especialista puede orientar el tipo de patología. De tal manera si tenemos una secreción lechosa y bilateral indica una alteración funcional y si se trata de una secreción oscura, sanguinolenta y unilateral puede indicar una patología orgánica.

    El especialista se ayudará de pruebas complementarias para descartar su origen: análisis de sangre, estudio de secreción, galactografía (estudio radiológico con medio de contraste).

      Nódulos de la mama

    Nódulos de la mama

    El síntoma o signo es la aparición y palpación de un relieve que no existía anteriormente, y por lo general son de origen benigno a veces estos nódulos son asintomáticos y se los descubre en exploraciones radiológicas complementarias.

    Si descubrimos la aparición de un nódulo debemos acudir a la consulta para que se realice la exploración y solicitud de estudios complementarios pertinentes como son mamografía, ecografía con o sin punción, resonancia magnética, y en determinados casos biopsia.

    La punción o toma de biopsia permiten extraer el contenido del nódulo o tumoración en caso de tratarse de un quiste o una pequeña muestra de tejido si se trata de un nódulo sólido. En cualquier caso, estas pruebas permiten conocer la naturaleza del nódulo y descartar una eventual patología maligna.

    Por lo general la mayoría de los nódulos mamarios son benignos y según sea su tamaño, localización y velocidad de crecimiento pueden dar síntomas como: secreción en el pezón, dolor y ser palpables. Su tratamiento en estos casos debe intentarse ser lo menos agresivo posible.

    A continuación, detallamos algunas patologías que cursan con formación de nódulos en la mama:

    Mastopatía fibroquística

    Conocida también como enfermedad fibroquística, displasia mamaria o mama nodular dolorosa es una entidad clínica patológica crónica benigna que consiste en la proliferación del tejido conectivo, y epitelial ambos componentes normales de la mama dando una consistencia endurada a manera de placa con irregularidades, en una parte de la mama, sobre todo en cuadrantes superiores y externos con la presencia de quistes distribuidos de manera local o difusa. Constituye el proceso benigno de la mama más frecuente en la mujer en edad fertil, el 45% de las consultas de mama es por esta razón. Por lo general se acepta que alteraciones hormonales a nivel local o general sea su causa, aunque a veces es difícil encontrar su relación con exámenes de laboratorio. A nivel clínico la paciente suele referir mastodinia e incluso mastalgia severa unilateral o bilateral que puede mejorar tras la lactancia o menopausia.

    Para su diagnóstico, además de los síntomas y exploración, contamos con los exámenes de imagen, cuya finalidad es descartar la presencia de una lesión maligna. Así la mamografía y ecografía pueden informar de la existencia de mamas densas con aumento de tejido fibroso y presencia de múltiples micro quistes aislados y bilaterales.

    En cuanto a su tratamiento, debe iniciarse con la observación de medidas generales como el uso de un sostén con un buen soporte puede aliviar la mastalgia cíclica y no cíclica, y con el uso de preparados hormonales existentes para el tratamiento sintomático, tales como los progestágenos (de uso tópico o por vía oral o vaginal), antiprolactínicos (bromocriptina), antiestrógenos, como el tamoxifeno, usado en algunos países, y antigonadotropos (danazol). Si estos fracasan, se adoptarán otras diversas medidas paliativas.

    Es una parte integral del tratamiento informar y tranquilizar a la mujer en el manejo de la mastalgia, como primera línea de tratamiento.

    Fibroadenoma

    Es el nódulo o tumor benigno más frecuente de la mama, formado por tejido fibroso y epitelial. Es más frecuente en mujeres jóvenes ya que son hormono dependientes, aunque no se conoce bien su mecanismo desencadenante, son nódulos bien delimitados que crecen sin lesionar el tejido mamario sano, fácilmente detectables incluso por la propia paciente, bien delimitados, móviles y no adheridos, se recurre a la mamografía y ecografía mamaria con punción citológica si amerita, para completar su estudio.

    El tratamiento de los fibroadenomas es mantener una conducta expectante, mediante controles periódicos y sólo se extraen cuando estos tienen un comportamiento agresivo en el crecimiento, son muy dolorosos, cuando una de las pruebas diagnósticas sospeche de malignidad o simplemente produzca excesiva ansiedad en la paciente.

    Tumor phyllodes

    Es un tumor poco frecuente fibroepitelial (componente fibroso y epitelial) de la mama, tienen una forma de presentación y comportamiento muy amplio y se clasifican en benignos, borderline o malignos, en base a su factor histológico benignas o menos agresivas presentan un comportamiento parecido a los fibroadenomas, y las formas malignas se comportan de manera más agresiva. Este tumor representa el 0,5% de los tumores de mama y debe su nombre debido a las proyecciones papilares que se observan en el microscopio, el rango de edad de aparición en las mujeres ronda los 40 años (rango10-80), y debido a su baja incidencia hay pocos estudios de su etiología y factores pronósticos, aunque por lo general su pronóstico es favorable, con recurrencia local del 15% y a distancia del 5-10%.

    Clínicamente, se manifiesta como un nódulo liso, multinodular, móvil y bien delimitado, y por lo general no doloroso; con un tamaño que puede oscilar entre los 4-7cm. Son de crecimiento rápido que adelgaza la piel observando el retículo venoso y su afectación ganglionar es rara y si existe frecuentemente se asocia una infección.

    El tratamiento tanto en las formas benignas y malignas se basa en la exéresis quirúrgica local de la lesión, con márgenes de mínimo 1 cm, acompañada de radioterapia e incluso quimioterapia en las formas más agresivas.

    Papilomas

    Se trata de tumoraciones de crecimiento benigno (no canceroso), similar a las verrugas, en un conducto de la mama, están compuestos de tejido glandular junto con tejido fibroso y vascular.

    Habitualmente se presenta en mujeres alrededor de los 35-50 años de edad, suelen ser únicos ubicándose la mayoría cerca del pezón, producen una protuberancia palpable, dolor y una secreción clara o sanguinolenta o múltiples por lo general ubicados lejos del pezón y pueden no ser palpables, ni generar secreción.

    Cuando se trata de un solo papiloma por lo general no aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama, Tener varios papilomas intraductales si puede aumentar el riesgo.

    Ante la presencia de secreción mamaria y, con la sospecha de papiloma se realiza una toma de citología del mismo y se completa el estudio con una galactografía (estudio radiológico de los conductos). La citología muestra las típicas células agrupadas en racimo, mientras que en la galactografía se apreciaran zonas con oclusiones que se llaman stop.

    Su tratamiento es quirúrgico sobre todo para confirmar la benignidad del proceso. Sobre todo, si se trata de proceso múltiple.

    Adenoma de pezón

    El adenoma de pezón o adenoma papilar del pezón es un tumor benigno poco frecuente de la mujer de mediana edad y se puede manifestar por presencia de nódulo, erosión, telorrea, eritema y prurito, a veces son asintomáticos. A pesar de ser benignos histológicamente a veces puede confundirse con patologías serias que pueden terminar con tratamientos muy agresivos.

    Para su diagnostico al tratarse de una lesión periférica las técnicas de imagen son poco útiles y la citología de una muestra obtenida por punción puede dar una atipia errónea, considerando a la biopsia el método ideal para su diagnóstico e incluso para descartar patología maligna como la enfermedad de paget, el adenocarcinoma de pezón, o carcinoma apocrino.

    El tratamiento es la escisión local de la lesión, que según sea el tamaño puede ser una resección completa o parcial del pezón, en algunos casos la criocirugía también ha dado buenos resultados.

    Hamartomas

    Se trata de una proliferación de células diferenciadas maduras propias del órgano en que se desarrolla, pero crecen y se disponen de manera desorganizada, pudiendo alcanzar gran tamaño, son poco frecuentes en la mama y a veces poco reconocidos al examen por su semejanza con el tejido mamario. Su característica principal es la de poseer todos los tejidos normales de la mama, aparece alrededor de los 40 años y su extirpación tan sólo es necesaria en caso de duda diagnóstica o deseo de extirpación por parte de la paciente.

    Lipomas

    Son tumoraciones blandas, bien delimitadas, benignas, constituidas por tejido graso y muchas veces distribuidas en otras partes del organismo. No requieren extirpación salvo deseo expreso de la mujer. 

      Otros trastornos de la mama

    Otros trastornos de la mama

    Alteraciones del desarrollo

    Las mamas derivan embriológicamente de la cresta mamaria o línea mamilar que es un repliegue de la superficie del embrión situado a ambos lados del eje del tronco, en la cara anterior y desde el pliegue de la axila a la ingle.

    El inicio de su desarrollo o telarquia se inicia aproximadamente los 9 años y continua a lo largo de la pubertad, con una duración de 5-10 años y este proceso a veces puede ser afectado por patologías presentes en uno o ambos lados.

    Estas alteraciones pueden ser en: forma, volumen, número, asimetría.

    Alteraciones de la forma

    Normalmente las mamas tienen la forma semiesférica con ciertas variantes para cada mujer. Cuando adoptan otras formas producen alteraciones que se clasifican según la forma resultante (mamas globulosas, cónicas, péndulas, etc.). los pezones también pueden dar formas alteradas: aplanados, prominentes, partidos, e incluso umbilicado semejando un ombligo este último es necesario su extracción para evitar complicaciones en la lactancia.

    Alteraciones del Volumen

    El volumen de la mama a pesar de ser normales puede variar de una chica a otra sin embrago podemos observar:

    Macromastia o hipertrofia mamaria: exceso de volumen, si este es muy excesivo y causa molestias (tensión muscular) se puede realizar una reducción mamaria.

    Micromastia, hipoplasia o hipotrofia mamaria: volumen medicamente pequeño, es decir no se trata de un pecho pequeño pero normal, cabe mencionar que la mama, aunque pequeña puede funcionar correctamente y normalmente el síntoma es mas “complejo psicológico” si esto afecta su calidad de vida puede corregirse con cirugía estética.

    Macrotelia: pezones exageradamente grandes.

    Macroareoala: areola de gran tamaño, cuando esta ocupa toda la mama se la conoce como mama tuberosa (frecuente en la adolescencia) corregible con tratamiento quirúrgico.

    Alteraciones del número

    Polimastia: cuando existen más de dos mamas, por lo general suelen ser mama mas pequeñas y se localizan la mayor parte de veces en la axila.

    Agenesia mamaria: ausencia de mama, es una alteración muy rara.

    Politelia: mas de dos pezones que pueden localizarse en la misma areola o fuera de ella.

    Atelia: mama normal sin pezón.

    El tratamiento de estas alteraciones es mediante una intervención quirúrgica

    Asimetría mamaria

    Existe asimetría de mama cuando una de ellas es distinta en forma, volumen, localización con respecto a la contralateral. Debido al propio desarrollo de la mama que se inicia en un lado antes que otro una vez que han alcanzado su desarrollo adulto es normal que una mama sea mas grande que la otra, en estos casos no es necesario hacer nada sólo si existe mucha asimetría y la preocupación es excesiva se recurre a tratamiento estético quirúrgico.

    Estrías mamarias

    En muchas ocasiones durante la adolescencia puede haber un rápido crecimiento de las mamas, unido al aumento de actividad física con movimiento pueden provocar una ruptura de las fibras elásticas de la piel dando lugar a las estrías, al inicio son de coloración rojizas con el tiempo se vuelven blanquecinas. El problema es estético y se pueden prevenir observando ciertas medidas como el uso de sujetadores adecuados sobre todo si se practica algún deporte, no deben tener aros y tener refuerzo en las bases para soportar el peso de las mismas. El uso de cremas anti estrías en la piel de la mama pueden ayudar sobre todo si ya existen.

    Trastornos funcionales:

    Galactorrea

    La principal función de la mama es la producción de leche durante la lactancia, cualquier alteración de este mecanismo es un trastorno funcional. La producción de leche fuera del puerperio se denomina Galactorrea, el flujo es bilateral y su causa normalmente se debe a una producción aumentada de la hormona prolactina, esta hormona se produce en la hipófisis junto a otras hormonas como FSH, LH, GH, TSH encargadas de regular otras glándulas , a su vez el hipotálamo es el regulador de la hipófisis por lo que su mal funcionamiento puede provocar alteración de la secreción de estas hormonas, es decir el Hipotálamo al ser un órgano conectado por vía humoral con las secreciones de las glándulas periféricas y por vía nerviosa con otros centros del Sistema Nervioso Central, puede dar alteraciones tanto de tipo endocrino como de tipo psíquico incrementando la secreción de prolactina y secundariamente dar un trastorno de galactorrea.

    El estrés, la falta de sueño o los trastornos emocionales también pueden elevar la prolactina y por ende provocar una galactorrea.

    El exceso de ejercicio, en el caso de deportistas de élite, puede provocar este trastorno, ya sea por incremento de la hormona como por la acción mecánica repetida sobre los pezones.

    Algunos medicamentos también pueden cursar con galactorrea como son los antidepresivos, ansiolíticos, antieméticos, hipotensores y anticonceptivos.

    Siempre ante una galactorrea el especialista realizara una toma de muestra de la secreción para análisis citológico, análisis de prolactina en sangre, a veces cuando esta además se acompaña de cefalea y visión borrosa se puede solicitar tomografía del cráneo para descartar tumoraciones de la hipófisis. El tratamiento del exceso de prolactina, se basa en suprimir los factores desencadenantes y la administración de medicamentos dopaminérgicos. En raros casos es quirúrgico cuando se trata de un tumor de hipófisis.

    Trastornos de la lactancia

    Agalactia: ausencia de producción de leche, se presenta en el 1% de las mujeres puérperas y se relaciona con escaso desarrollo de glándula mamaria.

    Hipogalactia: escasa producción de leche, ocurre en el 20% de las madres que inician la lactancia si se presenta desde el inicio es primaria y esta relacionada con escaso tejido mamario, si se produce después de haber presentado una lactancia normal es secundaria y esta relacionada con una falta de disposición de la madre para la lactancia o un fallo en la técnica de amamantamiento o por otras causas como una infección, anemia, anomalías del pezón.

    Hipergalactia: exceso de la producción de leche, es muy rara y muy molesta para la madre. No hay que confundir con la que se observa al tercer o cuarto día comúnmente llamada “subida de leche”, esta puede corregirse con medidas físicas como restricción de líquidos, calor local y la sujeción de los pechos.

    Procesos inflamatorios 

    Una infección es la principal causa de un proceso inflamatorio en la mama, y al igual que en otras partes del organismo se caracteriza por la aparición de signos universales como: calor, rubor, dolor.

    El término para denominar la inflamación en la mama es Mastitis que puede ser aguda o crónica. Un particular proceso inflamatorio de la mama es el denominado galactoforitis crónica recidivante, consistente en un proceso inflamatorio repetitivo de los conductos mamarios cercanos al pezón.

    El tratamiento de base de estos procesos son los antibióticos, en el caso de mastitis crónica a veces es necesario hacer un exhaustivo examen complementario con técnicas de imagen o punciones para descartar patologías tipo cáncer y a veces es necesario la exéresis como en la galactoforitis.

      Patología Maligna de la mama

    Patología Maligna de la mama

    Cáncer de mama:

    El cáncer de mama es uno de los más frecuentes después del de la piel en mujeres de Estados Unidos, y en España se diagnosticaron 32825 casos nuevos en 2018, es la primera causa de muerte en mujeres por detrás de la del pulmón. Tiene una tasa de supervivencia a los 5 años en España de alrededor del 90%. Este cáncer, aunque raro puede afectar también a los hombres (1%).

    La mama está conformada por diferentes tejidos, que van de tejido muy adiposo a tejido muy denso (lóbulos, lobulillos y conductos galactóforos, además de tejido vascular encargado de nutrir a los tejidos y vasos linfáticos encargados de drenar los desechos del organismo.

    Cuando las células saludables de la mama empiezan a cambiar y proliferar sin control, formando una masa o un conglomerado de células que se denomina tumor. Este tumor puede ser benigno (crece, pero no se disemina) o maligno o cáncer (crece y se disemina a otras partes produciendo metástasis dando lugar al cáncer de mama metastásico).

    Tipos de cáncer de mama

    Existen varios tipos de cáncer según la localización donde se produzca el crecimiento anormal de las células y según su extensión siendo invasivos si se extiende a órganos adyacentes o no invasivo si no va mas allá de los conductos y lobulillos mamarios. La mayoría de los tipos de cáncer de mama comienzan en los conductos o lóbulos, y se denominan carcinomas ductales o carcinomas lobulares.

  • Carcinoma ductal. se originan en las células que recubren la parte interna de los conductos de la leche y conforman la mayoría de los cánceres de mama.
  • Carcinoma ductal in situ (DCIS). se ubica únicamente en el conducto.
  • Carcinoma ductal invasivo o infiltrante. se disemina fuera del conducto.
  • Carcinoma lobular. se origina en los lóbulos.
  • Carcinoma lobular in situ (LCIS). El LCIS se ubica solamente en los lóbulos, no se considera un cáncer. No obstante, el LCIS son un factor de riesgo para el futuro desarrollo de cáncer de mama invasivo en ambas mamas.
  • El cáncer inflamatorio de mama es un tipo de cáncer raro, de rápido crecimiento representa aproximadamente, del 1 % al 5 % de todos los casos de cáncer de mama. La enfermedad de Paget es un tipo de cáncer que comienza en los conductos del pezón por lo general permanece in situ, pero puede ser también un cáncer invasivo.

  • Otros tipos de cánceres de mama menos frecuentes incluyen: cáncer medular, tubular , mucinoso , metaplásico o papilar de la mama.

    Cabe mencionar que incluso dentro de cada tipo de cáncer de mama se aprecia 3 subtipos principales, diagnosticados a partir de pruebas específicas realizadas en una muestra del tumor esto servirá para ayudar y recomendar el plan de tratamiento más adecuado.

    Estos subtipos son tumores receptores de hormonas positivo estrógenos(ER) o progesterona(PR) son tumores que dependen de las hormonas de estrógeno y/o progesterona para su proliferación pueden tener ambos receptores o uno de ellos , cuando no tienen estos receptores son tumores receptores de hormona negativos, tumores HER2 positivo que son tumores que dependen para su crecimiento de un gen llamado receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (human epidermal growth factor receptor 2, HER2) y el subtipo triple negativo que es el tumor que no expresa ER, PR ni HER2 este tipo representa el 15% de los canceres invasivos y frecuente en mujeres con una mutación de los genes 1 y 2 de cáncer de mama, a menudo denominados genes BRCA1 y BRCA2.

    Sintomas y diagnósticos.

    Los signos y síntomas más frecuentes, sugestivos de padecer un tumor maligno son:

  • Placa o nódulo palpable diferente del resto de tejido circundante.
  • Cambios de coloración o apariencia (hoyuelos) de la piel de la mama.
  • Cambios en el volumen y forma de la mama.
  • Cambios en la areola y pezón: tipo descamación, irritación, escoriación, secreción
  • Inversión del pezón.

  • Si presentaras uno de estos síntomas no dudes en solicitar una consulta con tu médico, quién solicitará los exámenes pertinentes para llegar al diagnóstico como:

    Tras el examen clínico exhaustivo de las mamas y axilas para determinar la existencia o no de nódulos y ganglios afectados se solicitará pruebas de imagen.

  • Mamografía: es una radiografía de la mama, es una excelente herramienta para el diagnóstico de cáncer de mama en mujeres sanas como toda prueba también implica riesgos. Incluido el hecho de dar erróneamente una prueba positivo, así como un falso negativo como ocurre en el 10% de los casos.
  • Ecografía mamaria: usa ondas sonoras para producir imágenes de estructuras profundas del cuerpo. Por lo general se la usa para determinar si un nódulo es líquido o sólido.
  • Biopsia: Es la extracción de una muestra de tejido con células mamarias, constituye la forma definitiva de hacer un diagnóstico de cáncer de mama. Para la toma se usa una aguja especializada y guiada por otra técnica de imagen para extraer el centro o núcleo de la lesión en ciertas ocasiones se deja un marcador metálico para futuras exploraciones

  • Las muestras de la biopsia son estudiadas por el patólogo y determinen si se trata de cáncer y además determinen el tipo y grado del mismo, y si estas células tienen o no receptores hormonales positivos y/o HER2 que pueden influir en el plan terapéutico.

    Resonancia magnética: usa ondas de radio y un imán para producir imágenes del interior de las mamas previa administración de un medio de contraste a diferencia de otras técnicas esta no usa radiación. No se la usa de manera frecuente como screening ya que tiene un índice alto de falsos positivos ocasionando procesos invasivos innecesarios, y además no suele mostrar las microcalcificaciones (acumulación de calcio) que, si lo hace la mamografía, y que pueden ser signo de cáncer in situ, pero es útil en pacientes con mamas muy densas que hace difícil observar lesiones muy pequeñas o en paciente que tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer de mama como aquellas con diagnóstico de lesiones precancerosas en una biopsia previa.

    Tratamiento:

    El especialista, y en algunos centros como el nuestro contamos con el comité de mama formado por médicos de varias especialidades como ginecólogo, patólogo, oncólogo, radiólogo, cirujano plástico, etc., este comité con los resultados obtenidos para el diagnostico según el tipo de cáncer de mama, su estadio, grado, tamaño, y si las células cancerosas son sensibles a las hormonas se decidirá el mejor tratamiento tomando en cuenta también las preferencias de la paciente. La mayoría se someten a cirugía de cáncer de mama y también reciben tratamiento adicional antes o después de la cirugía, como quimioterapia, terapia hormonal o radioterapia.

    Factores de riesgo y prevención

    Se considera un factor de riesgo para esta patología a todo aquello que te hace más propensa de padecer cáncer de mama, pero el hecho de tenerlo no significa que lo padecerás, algunas no presentan ninguno y lo padecen, simplemente por ser mujer.

  • Ser mujer. El cáncer de mama es mas frecuente en mujeres que en hombres
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama. Si un familiar como a la madre, hermana o hija se le diagnosticó cáncer de mama, hay mayor riesgo de contraer cáncer de mama.
  • Antecedentes personales de afecciones mamarias. Si se diagnosticó en algún momento de carcinoma lobulillar o in situ hay más probabilidad de generar cáncer de mama.
  • Antecedentes personales de cáncer de mama. Si padeció un cáncer de mama, el riesgo de padecer en la mama contralateral es mayor.
  • Edad avanzada. A medida que se envejece aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama. Se ha observado que la enfermedad se desarrolla en mujeres de más de 50 años.
  • Genes hereditarios que aumentan el riesgo de contraer cáncer. Algunas mutaciones genéticas aumentan el riesgo de contraer cáncer de mama y pueden transmitirse de padres a hijos. Las mutaciones más conocidas se conocen como «BRCA1» y «BRCA2.
  • Antecedentes personales de cáncer de ovario. Las mujeres con un diagnóstico de cáncer de ovario hereditario debido a una mutación del gen BRCA tienen un mayor riesgo además de padecer cáncer de mama. Sin embargo, las pacientes con cáncer de mama que no heredaron una mutación de los genes BRCA1 o BRCA2, generalmente, no tienen mayor riesgo de padecer cáncer de ovario.
  • Exposición a la radiación. Si recibiste tratamientos con radiación a nivel del tórax en la infancia o en las primeras etapas de la vida adulta, las probabilidades de contraer cáncer de mama son mayores.
  • Obesidad. aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama.
  • Tener tu primera menstruación a una edad temprana. Presentar tu primera menstruación antes de los 12 años puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de mama.
  • Comenzar la menopausia a una edad mayor. El inicio de la menopausia en una edad mayor aumenta la probabilidad de contraer cáncer de mama.
  • primer hijo a una edad mayor. Tener el primer hijo después de los 30 años de edad, se relaciona con un mayor riesgo de contraer cáncer de mama.
  • No embarazos. se relaciona con grado de mayor riesgo comparadas con las que si tuvieron embarazos. El embarazo puede ayudar a proteger contra el cáncer de mama porque empuja a las células mamarias hacia la última fase de maduración preparando la lactancia.
  • Terapia hormonal en la menopausia. La terapia hormonal sustitutiva se la ha atribuido en un aumento del riesgo de padecer cáncer de mama, aunque no es un motivo para no hacerlo, el médico y la paciente valorarán riesgo-beneficios.
  • Consumir alcohol. El consumo de alcohol aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama.

  • Prevención

    No hay un método específico para prevenir el cáncer de mama de forma absoluta, pero existen ciertas medidas que pueden ser observadas por la paciente para reducir el riesgo sobre todo en pacientes con factor de riesgo elevado.

  • Acuda a la consulta con su ginecólogo. Comente con él cuando iniciar los exámenes para la detección precoz del cáncer de mama y decidir la estrategia mas adecuada.
  • Autoexamen de mamas. Es muy importante que la mujer aprenda a conocer sus mamas para que pueda detectar el mínimo cambio como nódulos y acuda inmediatamente al médico.
  • Consumo de alcohol. Si bebe alcohol limitarlo a no mas de una copa al día.
  • Ejercicio físico. Es recomendable por lo menos media hora al día la mayoría de los días.
  • Terapia hormonal en menopausia. El tratamiento hormonal sustitutivo combinado en la menopausia puede incrementar el riesgo de cáncer de mama, en algunas pacientes los síntomas de la menopausia son muy molestos y hace imprescindible su uso, con la ayuda de tu médico se valorará riesgo -beneficio y se elegirá la dosis, y tiempo de tratamiento más adecuado en el menor tiempo posible.
  • Peso corporal. Tener y mantener un peso adecuado ayuda a disminuir el riesgo. Si necesitas bajar de peso acude a un nutricionista que te ayude a regular la ingesta de calorías y aumenta el ejercicio físico.
  • Alimentación saludable. El hacer una dieta mediterránea con alimentos de origen vegetal, como las frutas y los vegetales, los cereales integrales, las legumbres con aceite de oliva extra virgen acompañada de frutos secos, disminución de carnes rojas e incremento de pescado, y aunque no existe estudios que demuestren que esta dieta puede tener un efecto beneficioso en la disminución del riesgo de desarrollar cáncer de mama, tiene un efecto saludable.

  • Comprender el riesgo de desarrollar cáncer de mama

  • La mejor herramienta para que una mujer calcule sus probabilidades del riesgo de padecer cáncer de mama es el modelo de Gail, que se encuentra disponible en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer en www.cancer.gov/bcrisktool

  • Agregamos un enlace interesante para mayor información acerca de esta patología:
    Cáncer de mama | Cancer.Net
    https://www.cancer.net/es/tipos-de-cáncer/cáncer-de-mama