Nuestros Servicios

Ginecología Estética - Reparativa y Funcional

Es una nueva área de la ginecología y la medicina estética, que en los últimos años ha cobrado mayor interés entre nuestras pacientes que, conscientes de mejorar su calidad de vida, buscan nuevos tratamientos frente a diferentes temas antes desconocidos o tabús como por ejemplo el tamaño exagerado de sus labios menores, flacidez de sus labios mayores, las complicaciones posteriores a un parto como cicatrices dolorosas o hiperlaxitud, sequedad vaginal por detrimento hormonal en la post menopausia, etc., forzando a los profesionales y la tecnología a investigar, estudiar y progresar en estos temas, y junto a la uro ginecología que trata patologías del suelo pélvico, devolver no sólo su estado funcional, sino también estético de los genitales, con el objetivo fundamental de devolver la salud genital mejorando la calidad de vida de la mujer.

Para realizar estos tratamientos nos servimos de técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas que exponemos a continuación:
  Labioplastia

Labioplastia

La Labioplastia o Ninfoplastia como también se le conoce, es el procedimiento que sirve para corregir los defectos de hipertrofia de labios menores o mayores ya sean congénitos o adquiridos (traumas, post parto, reducción de peso corporal, edad, etc.), ocasionando a la paciente un sinnúmero de molestias como: dolor al practicar algún deporte como ciclismo, dificultad en la colocación de un tampón o en su higiene, irritación con ciertas prendas íntimas o prendas ajustadas tipo mallas de gimnasia, dolor en las relaciones sexuales (dispareunia) o simplemente estético. Por todas estas razones a veces la mujer no se encuentra satisfecha con el aspecto de sus genitales interfiriendo muchas veces en su relación sexual, parte importante de su vida.

El tamaño excesivo de los labios menores no es una medida concreta, es muy variable para cada mujer, y es mejor considerarla como una variante de lo normal y puede ser uni o bilateral.

Es una cirugía menor ambulatoria, se realiza bajo anestesia local o sedación, nos podemos ayudar de alta tecnología como el bisturí láser para mejores resultados en sus diversas técnicas de escisión, con un postoperatorio bien tolerado y sencillo siguiendo los cuidados sugeridos.

Recuerda debes sentirte a gusto contigo mismo y con tu cuerpo, esto te dará seguridad en tu vida incluida la parte sexual.

  Síndrome de Relajación o Laxitud Vaginal

Síndrome de Relajación o Laxitud Vaginal

El síndrome de relajación vaginal es una alteración del correcto funcionamiento de las paredes de la vagina, que pierden su firmeza volviéndose laxas, debido a la pérdida de colágeno de la mucosa vaginal, es muy frecuente en mujeres que han presentado uno o más partos, aunque también puede asociarse otras causas como: obesidad, los cambios hormonales y el envejecimiento natural.

Habitualmente este síndrome ocasiona una disfunción sexual relacionada a la pérdida del placer sexual, por la relajación y falta de firmeza de la pared vaginal durante el coito, también puede provocar otros síntomas, como las pérdidas de orina o predisponer al desarrollo de Cistocle o Rectocele (prolapso de la vejiga o recto) a través de las paredes vaginales debilitadas o laxas.

¿Como tratar el síndrome de relajación vaginal?

Dependiendo del grado de laxitud y la presencia o no de patologías asociadas, además de la fisioterapia y ejercicios de Kegel, actualmente se cuenta con otras terapias, una de ellas y utilizada en nuestro Centro es tecnología Láser CO2., utilizando su efecto térmico y provocando un tensado en las paredes vaginales que además favorece la regeneración y formación de nuevo colágeno por su acción a nivel de los fibroblastos mediante un proceso de biosíntesis con lo que no sólo mejora las relaciones sexuales al aumentar el roce en el coito, sino que al aumentar este colágeno favorece el sostén de la uretra tratando satisfactoriamente la incontinencia de orina leve- moderada que a veces puede aparecer en estas pacientes.

Es un tratamiento ambulatorio, en el 98% no precisa anestesia, eficaz y seguro en manos expertas que sirve para mejorar la calidad de vida.

Si Usted nota que tiene algún problema en sus relaciones sexuales, o alguno de los síntomas mencionados consulte a su ginecólogo, a los 6 meses del parto ya se puede evaluar y tratar correctamente.

  Síndrome genitourinario de la menopausia

Síndrome genitourinario de la menopausia

La atrofia vulvo vaginal es una alteración frecuente en la mujer sobre todo en la menopausia ya sea natural o inducida (extirpación de los ovarios por otras patologías, o por quimioterapia, radioterapia en zona pélvica.), debido a la deficiencia en la producción de estrógenos por parte de los ovarios, también puede producirse por otras razones en las que también cursan con deficiencia de estrógenos como en pacientes en el post parto en el periodo de lactancia.

Habitualmente esta atrofia vulvovaginal y uretral es progresiva en el tiempo y así a diferencia de otros síntomas de la menopausia como sofocos y sudoraciones profusas se atenúan o desaparecen, ésta avanza y se agrava en el tiempo presentando los síntomas típicos (sequedad vaginal, irritación, escozor ,infecciones vaginales y urinarias, incontinencia urinaria, etc.) todo esto debido a:

  • Alteraciones morfológicas del epitelio vaginal (afinamiento): con el déficit de estrógenos el epitelio se afina haciéndolo susceptible al roce y la disminución del colágeno en el tejido conectivo de la mucosa vaginal, hace que este pierda su rugosidad perdiendo soporte estructural y funcional del mismo.
  • Reducción del riego sanguíneo e hidratación (sequedad): esta sequedad puede producir dolor en relaciones sexuales (dispareunia).
  • Disminución de lactobacilos vaginales por la disminución de glucógeno en las células epiteliales debido a la atrofia, provocando la poca supervivencia de los mismos que son los encargados de mantener el ph ácido 3,0 a 5,0 , a uno más alcalino favoreciendo la proliferación de microorganismos patógenos, tales como bacterias y levaduras.

  • Por todo lo expuesto el objetivo del tratamiento es recuperar las condiciones fisiológicas del tejido vaginal, esta regeneración conlleva a la desaparición de la mayoría de los síntomas asociados, esto lo conseguimos con el tratamiento MonaLisa Touch® de Láser CO2 fraccionado, tratamiento que ha demostrado en estudios histológicos ultra estructurales y microscopio electrónico que favorece la estimulación del fibroblasto y a su vez la estimulación de la síntesis de nuevo colágeno restableciendo la matriz extracelular con un adecuado aporte de agua permitiendo la correcta permeabilidad del tejido conectivo y la transferencia de nutrientes de los capilares al tejido evitando que se deteriore y afine. Haciendo evidente que el efecto producido por el tratamiento MonaLisa Touch® puede dar un beneficio real al tejido epitelial y restablecer su trofismo.

      Incontinencia urinaria de esfuerzo leve - moderada

    Incontinencia urinaria de esfuerzo leve - moderada

    La incontinencia de orina según la International Continence Society (ICS), es la pérdida involuntaria de orina y supone un problema higiénico y social, según sus directrices puede clasificarse desde el punto de vista sintomático en: incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), incontinencia urinaria de urgencia (IUU), incontinencia urinaria mixta, continua, por rebosamiento, enuresis nocturna y otros tipos de incontinencia (sólo con la risa, con el coito), de todos estos tipos la incontinencia urinaria de esfuerzo IUE (pérdida involuntaria de orina que se asocia al esfuerzo físico) es la más frecuente en mujeres menores de 75 años , ya que afecta a casi un 50 % de las mismas ,esta asociada la mayor parte a partos múltiples y obesidad, su etiopatogenia radica en disminución de la presión uretral, y ésta puede estar reducida por dos causas que pueden coexistir: una uretra hipermóvil debido a que los elementos de sostén están dañados o debilitados y la deficiencia intrínseca del esfínter, en el que el cierre uretral es deficiente ya sea por una lesión, denervación, o anomalías estructurales secundaria a procesos quirúrgicos o fisiológicos como el parto.

    Las estructuras del tracto urinario al estar derivadas embriológicamente del tracto genital también están dotadas de receptores de estrógenos, así pues, la uretra, vejiga, músculos del suelo pélvico, y fascia endopélvica pueden verse afectados por este estado hipoestrógénico, ocasionando disfunción del suelo pélvico y relajación de la zona periuretral y del esfínter provocando incontinencia de esfuerzo y otras molestias tipo disuria, hematuria, aumento de frecuencia miccional, escozor e infecciones.

    El enfoque del tratamiento de la Incontinencia Urinaria también está encaminado a restaurar la disfunción del suelo pélvico, de inicio se utilizan las no quirúrgicas que incluye los cambios en hábitos de vida (control de peso, dietas: evitar las que exacerban síntomas: cafeína, alcohol, hábitos tóxicos. tabaco), tratar estreñimiento, reeducación miccional, fisioterapia mediante ejercicios pélvicos (ejercicios de Kegel), conos vaginales, estimulación electromagnética y eléctrica, medicamentos y terapias de calor Láser CO2 / Erbio.

    Así el Láser de CO2, como terapia de calor ampliamente usada en otras áreas médicas se ha convertido en una estrategia nueva y potencial para tratar incontinencia de orina de esfuerzo Leve – moderada con o sin Síndrome genitourinario en mujeres pre y pos menopáusicas, ya que el daño térmico de sus rayos infrarrojos con una onda de 10.600 en la célula diana genera una reacción térmica exagerada (HSR : Heat shock response) evaporando el agua de las células superficiales sin dañar zonas circundantes, esto provoca a su vez un incremento masivo de las HSP(Head Shock Protein) proteínas encargadas de modular la protección del ambiente celular ante agresiones térmicas, éstas activan la presencia de citoquinas como : factores de crecimiento A-B ; factor de crecimiento de fibroblastos; factor epitelial de crecimiento; factor plaquetario de crecimiento; factor endotelial vascular; que actúan en los fibroblastos originando nuevas fibras de colágeno, fibras elásticas y otros componentes de la matriz extracelular (ac. Hialurónico, proteoglicanos, glicosaminoglicanos) incrementando la angiogénesis (nuevos vasos), el flujo vascular y permeabilidad de la mucosa vaginal mejorando la nutrición de la lámina propia, la hidratación y regeneración del epitelio restaurando la vagina y unión uretro-vesical.

    Una vez realizada la anamnesis, exploración y estudio de la incontinencia se puede optar por el tratamiento intravaginal de MonaLisa Touch® para esta patología según protocolo. (ver tratamiento MonaLisa Touch®).

      Tratamiento Láser Co2 o MonaLisa Touch®

    Tratamiento Láser Co2 o MonaLisa Touch®

    Existen actualmente varias técnicas de tratamiento no quirúrgico uno de estas es el uso de Láser de CO2, Nuestro Centro cuenta con la garantía de realizar este procedimiento con el Láser de CO2 MonaLisa Touch® SmartXide Touch de DEKA, uno de los Láseres acreditados a nivel mundial para realizar este procedimiento por ser el único que en la actualidad cuenta con artículos de estudios que demuestran su eficacia.

    Su mecanismo de acción radica en estimular el fibroblasto a través del efecto térmico, contribuyendo a la neocalagenogénesis (formación nuevo colágeno), angiogénesis (vascularización), contribuyendo así al tensado, y engrosamiento de la mucosa vaginal que favorece el roce y satisfacción en las relaciones sexuales y el sostén de la uretra mejorando la incontinencia de orina leve-moderada si existiera además, favorece la hidratación revertiendo la sequedad vaginal.

    Dependiendo de la patología a tratar la mayoría de los tratamientos se realiza en 3 sesiones con intervalos de 30 – 60 días, cada sesión tiene una duración de aproximadamente 15 – 20 minutos y el 99% no precisa anestesia.

    El paciente se encuentra en una camilla ginecológica, el área vulvovaginal debe estar limpia, seca y sin restos de cremas, lociones u otras sustancias que pudieran interferir con la emisión láser.

    Cada sesión consta de dos tiempos:

    Primer tiempo: Se utiliza el escáner HiScan V2LR con la sonda de 360°, para el barrido de la circunferencia vaginal, desde la parte distal a proximal. La introducción de la sonda esta facilitada por un anillo metálico colocado en el introito de la vagina, el barrido se realiza dos veces girando 45º grados, garantizando la acción completa sin superposiciones del canal vaginal.


    Introducción del anillo vaginal y de la sonda 360º

    Segundo tiempo: si se acompaña de incontinencia de orina se usa sonda de 90º con el protocolo establecido y finalmente se trata el introito vaginal con sonda vulvar para ayudar a rejuvenecer estos tejidos.


    Advertencias y contraindicaciones para el tratamiento:

    Advertencias:
  • Si el tratamiento lo recibe una paciente con menstruación se aconseja realizar las sesiones una semana posterior al cese de la misma.
  • Si toma anticoagulantes (por ejemplo, ácido acetilsalicílico, heparina, etc.). Suspenda su administración según sea la vida media del mismo para que se agote el efecto del medicamento antes del tratamiento.
  • En pacientes oncológicos: se aconseja esperar 6 meses después de terminar el tratamiento con quimioterapia y/o radioterapia debido a que su sistema inmunológico esta deficiente, y el tratamiento MonaLisa Touch® podría activar procesos inflamatorios más graves que en condiciones normales. Por este motivo puede producirse una hinchazón de los ganglios inguinales como respuesta normal del sistema inmunitario al tratamiento evento a tenr en cuenta para evitar preocupación inútil.
  • Si ha sido sometido a cirugía de suelo pélvico dependiendo de la gravedad del problema y del tipo de intervención es recomendable esperar un tiempo prudencial, por lo general un año hasta que los tejidos se estabilicen por completo.
  • Si padece de infección por virus herpes: se aconseja una profilaxis antiviral con fármacos antivirales (Aciclovir, Valaciclovir, etc.) 6 días antes del tratamiento. Y continuarlo a dosis de rutina hasta 10-15 días post tratamiento.

  • Contraindicaciones:

  • Prolapso de los órganos pélvicos ≥ II (sistema de cuantificación POP-Q del ICS).
  • Si se encuentra embarazada o en periodo de lactancia.
  • Si padece un proceso infeccioso y/o inflamatorio local (tracto urogenital) en fase aguda o recurrente, como por ejemplo vaginitis por cándidas, clamidia, herpes genital, gonorrea ,es necesario tratar la patología antes de iniciar el tratamiento MonaLisa Touch®.
  • Si se encuentra en la fase aguda de una Dermatitis vulvar (psoriasis, dermatitis seborreica, liquen plano) debe tratarse con una terapia adecuada a partir del diagnóstico de iniciar el tratamiento MonaLisa Touch®
  • Si presenta problemas de extrusión o erosión de malla como complicación de cirugía de malla transvaginal (TVM - transvaginal mesh).
  • Si presenta lesiones con posible evolución neoplásica y neoplasias (área vulvovaginal y cuello del útero), como liquen escleroso, hiperplasia celular escamosa, lesiones de HPV, fibromas, VIN, CIN, etc. Es necesario tratar la patología con un tratamiento adecuado antes de iniciar el tratamiento MonaLisa Touch®.

  • Cuidados post tratamiento:

    Muy pocas pacientes refieren efectos secundarios transitorios, como un ligero enrojecimiento o hinchazón leve después de una sesión, que suele desaparecer tras uno o dos días de reposo. Rara vez pueden presentar:
  • Pérdidas leves de sangre que desaparecen en las siguientes 24 hs. del tratamiento y no requieren ningún tipo de terapia.
  • La respuesta inmunitaria a la inflamación inducida por el tratamiento puede ser más evidente de lo normal en las pacientes que tengan las defensas inmunitarias bajas por cualquier motivo, y pueden presentar inflamación de los ganglios inguinales.
  • Se aconseja después del tratamiento llevar prendas íntimas de algodón y no ajustadas. Es conveniente NO usar medias y pantalones ajustados para airear el área tratada lo máximo posible. Debe abstenerse de mantener relaciones sexuales durante una semana después del tratamiento. No realizar baños calientes, no levantar peso exagerado y no realizar ejercicio físico intenso durante 3-4 días después del tratamiento.

    Frecuencia del tratamiento

    Aunque los resultados suelen ser evidentes tras la primera sesión es aconsejable realizar el ciclo completo de 3 sesiones con un intervalo de 30 a 60 días, el número de sesiones dependerá del grado de atrofia o laxitud vaginal es por eso que en la revisión ginecológica previa se establecerá el tratamiento con un protocolo individualizado para cada paciente.
    Una vez terminado el tratamiento, se aconseja realizar 1 o 2 sesiones de mantenimiento al cabo de un año.
    Si esta interesada en más información o desea el tratamiento no dude en solicitar su consulta, donde podrá ampliar más su conocimiento con respecto a esta técnica.

      Condilomas o verrugas en vulva y vagina

    Condilomas o verrugas en vulva y vagina

    Los condilomas acuminados (CA) o verrugas genitales (VG), son lesiones producidas por la infección del virus de papiloma humano (VPH) tipo 6 y 11 en el 95% de los casos, otros genotipos como 8, 13, 30, 32, 42, 43, 44, 54, 55 y 70 también se encuentran implicados , rara vez pueden coexistir con otros genotipos de alto riesgo oncogénico, es una de las infecciones de trasmisión sexual más frecuente, aunque es considerada un proceso benigno debido a la naturaleza de la enfermedad y de trasmisión sexual produce un gran impacto físico, emocional y psico-sexual de la pareja.

    Existen múltiples formas de presentación y extensión de las lesiones, como las localizadas y pequeñas o extensas y multicéntricas del tracto ano genital. El periodo de incubación oscila entre 3 semanas y 8 meses, y el tiempo medio de aparición de las lesiones tras la infección es de 2 -3 meses, lo que convierte a los condilomas acuminados en el primer marcador clínico de infección (sub)aguda por VPH.

    Aunque la mayoría de estas lesiones son subclínicas o latentes y se resuelven espontáneamente, algunas persisten, y se multiplican invadiendo piel y mucosas. La principal vía de trasmisión es la sexual a través del coito vaginal o anal, con el contacto directo de piel y mucosas de una persona infectada con lesiones visibles o no, otra vía de trasmisión es la vertical materno- fetal (a través del útero, canal del parto o postnatal) aunque de muy baja incidencia, y otras formas como la digital y oral, son también de baja incidencia, y no está descrita la trasmisión por fómites.

    Es importante tener en cuenta que existen factores de riesgo como la edad temprana de inicio de relaciones sexuales y varias parejas, otros factores de riesgo a tener en cuenta son el tabaco, inmunodepresión, otras enfermedades de trasmisión sexual, y el no uso de preservativo desde el inicio de la relación sexual.

    Por lo general se han descrito 4 tipos o formas de presentación:

  • condiloma acuminado, con la forma parecida a una "coliflor".
  • verrugas papulares de 1-4 mm, generalmente de color de la piel y muy sutiles.
  • verrugas queratósicas, (dura, callosa) con una cubierta gruesa que semeja a las verrugas vulgares.
  • verrugas planas que pueden ser pápulas (bolitas, granitos) de centro plano.

  • Todos estos tipos de verrugas puede aparecer en la vagina, vulva, uretra, cuello del útero o en la región anal; zonas del cuerpo húmedas que favorecen su crecimiento y reproducción.

    Los síntomas van a depender de la localización, el tamaño y el número de las lesiones. Las mujeres pueden presentar dispareunia (dolor en relaciones sexuales), leucorrea (flujo vaginal abundante), ardor genital o coitorragia (sangrado con las relaciones sexuales).

    No existe una terapia única y eficaz, ya que estas lesiones pueden recurrir después de tratamiento, siendo necesario el control clínico. Por lo tanto la paciente debe entender bien la historia natural de la patología, el fin del tratamiento, su tasa de curación o recidiva, existen varias opciones terapéuticas a base de medicamentos citotóxicos, inmunomodulares, en presentaciones variadas como cremas, pomadas y soluciones algunos aplicadas por la propia paciente, el tratamiento escisional que es la exéresis total de la lesión con bisturí frío o procedimientos electroquirúrgicos, el tratamiento destructivo tipo crioterapia o Láser Co2 , la ventaja de estos últimos es la exéresis inmediata de las lesiones sobre todo si son extensas y de gran tamaño.

    No hay evidencia científica que demuestre que un tratamiento es claramente superior a otro. El tratamiento debe ser siempre individualizado ya que no existe uno que sea el más apropiado para todas las pacientes y para todos los tipos de condilomas acuminados. En pacientes gestantes y pacientes inmunodeprimidas, las opciones preferidas son crioterapia, láser de CO2 y ácido tricloroacético.

    Si aparecen estas lesiones en los primeros seis meses tras su desaparición se considera recidiva, el tratamiento empleado debe ser el mismo que se eligió en su momento, acorde a estrategia más adecuada.

    La prevención de esta patología a nivel primario hoy en día es muy eficaz a través de la vacunación con vacunas que contienen los genotipos virales 6 y 11 (tetravalente y nonavalente) más si se administra antes de primer coito.


      Salud sexual femenina post parto

    Salud sexual femenina post parto

    La salud sexual en la mujer es muy importante para su calidad de vida, muchas de ellas padecen algún tipo de problema en el post parto, entre los que destaca la dispareunia (dolor en relaciones sexuales) debido a la sequedad vaginal por la atrofia vulvovaginal por efecto antiestrogénico de la lactancia o por la cicatriz de la episiotomía, otro problema suele ser la laxitud o relajación vaginal, éstos síntomas suponen un alto impacto no sólo físico sino también psicológico para las pacientes y sus parejas.

    Su incidencia es alta en los primeros meses tras el parto, disminuyendo en el tiempo sin llegar al estadio previo al embarazo.

    Dispareunia: dolor o irritación en la relaciones sexuales, es muy frecuente en el post parto y puede ser de origen físico o psicológico o ambos, puede ser superficial o profunda según donde se localice el dolor. Por lo general se localiza en el introito vaginal aunque puede estar en vulva y región periuretral, esta relacionado con la inadecuada formación cicatricial después de una episotomía o trauma de periné, o con la sequedad vaginal por la atrofia vulvo vaginal por efecto antiestrógenos en el periodo de lactancia provocando afinamiento del epitelio, menor elasticidad y reducción del flujo sanguíneo a nivel vaginal. El hipoestrogenismo también puede causar síntomas urinarios tales como disuria, urgencia y frecuencia.

    Es necesario tratar estos síntomas de la manera más precoz, para evitar que la mujer desarrolle fobia a mantener relaciones sexuales ocasionando patologías físicas y psicológicas a largo plazo incidiendo en la relación de la pareja.

    Laxitud o Relajación vaginal:

    Este es otro problema que puede observarse en la mujer tras un parto, siendo uno de los cambios físicos más evidentes que observan estas pacientes, esta distensión puede contribuir a disminuir la satisfacción sexual debido a una menor roce o sensibilidad en el acto sexual, convirtiéndose en una condición de malestar para las pacientes y deteriorando la “función sexual “. Es un proceso aparentemente frecuente, aunque no estudiado ya que las mujeres acostumbran a no decirlo. Por lo general, esta condición puede verse agravada según el número de embarazos y partos.

    Incontinencia de orina de esfuerzo:

    Muchas mujeres padecen de incontinencia de orina de esfuerzo leve durante el embarazo y a veces persiste tras el parto, normalmente todas las estructuras del suelo pélvico (músculos, ligamentos, nervios) sostienen y mantienen el eje normal de la vejiga y el cierre de la uretra, la distención exagerada de estas estructuras durante el embarazo o una lesión de las mismas durante el parto puede provocar su mal funcionamiento. Cuanto más embarazos y partos tengan, aumenta la probabilidad de padecerla, también se unen otros factores de riesgo como puede ser la obesidad, o hábitos tóxicos como el tabaco, en algunos estudios también mencionan una predisposición genética.

    Tras el parto en algunas mujeres puede desaparecer la incontinencia , pero en otras persistir unos meses y en un número menor no desaparece, es importante su tratamiento lo antes posible , en primer lugar con medidas generales como : dietéticas evitando alimentos o sustancias que estimulan la vejiga como la cafeína, alcohol , evitar el tabaco, disminuir de peso, evitar el estreñimiento, no realizar ejercicios en contra del suelo pélvico, e iniciar los ejercicios de Kegel lo antes posible.

    Si persiste a pesar de observar y realizar las medidas generales, hoy en día también podemos realizar el tratamiento MonaLisa Touch® con emisión de Láser de CO2, procedimiento no quirúrgico, que ha demostrado el beneficio de su efecto térmico, restaurando la correcta funcionalidad de las estructuras del sistema urogenital.

      Ácido hialurónico

    Ácido hialurónico

    El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos, producido por las células mesenquimales y otros tipos,  en el hombre es abundante en la piel, aunque también se encuentra en otras estructuras como el humor vítreo, líquido sinovial , cordón umbilical, tejido óseo, cardiaco, vascular, etc. Aproximadamente se encuentra 15 gramos en un hombre de 70kilos, un tercio de éste se degrada y sintetiza cada día, su finalidad principal es retener agua lo que mantiene la hidratación de los tejidos, además por su capacidad de estimular el colágeno potencia su capacidad rejuvenecedora en los tejidos. Su uso en cosmética se conoce desde 1996 y va en aumento cubriendo múltiples necesidades. En ginecología cada vez más se utiliza para bioestimular, hidratar y tonificar la zona genital mediante la infiltración intradérmica/intramucosa vaginal con un preparado a base de acido hialurónico reticulado y manitol es por eso que esta indicado en mujeres en la etapa de la peri menopausia y menopausia en la que, la deficiencia de estrógenos puede provocar que la mucosa vaginal se vuelva más fina, menos vascularizada, menos elástica y más seca desencadenando la atrofia vaginal pudiendo provocar una disfunción sexual. Igualmente pueden atrofiarse los labios mayores y vulva.

    En España esta comercializado el producto con el nombre de Desirial (hidratación) y Desirial plus (relleno), son aplicados estrictamente por profesionales calificados para ello.



    DESIRIAL: primer gel antioxidante a base de Ácido hialurónico 19mg/g reticulado mediante la tecnología patentada IPN-Like, con manitol. Su administración es intradérmica/intramucosa, retiene agua consiguiendo rehidratar y estimular la mucosa vaginal, disminuyendo la sequedad, irritación, y tirantez de los tejidos devolviendo la salud y confort de la zona genital.

    DESIRIAL PLUS es un gel más cohesivo de ácido hialurónico 21mg/g reticulado mediante la tecnología patentada IPN-Like, con manitol (antioxidante). Su administración es una inyección subcutánea a manera de relleno en los labios mayores para conseguir la turgencia y firmeza perdida con el aumento de la edad o cambios de peso tras una dieta, otras aplicaciones es corregir alteraciones funcionales e imperfecciones de la vulva.



    TÉCNICA DE APLICACIÓN:
    Este procedimiento debe ser realizado por un profesional cualificado, previa asepsia y anestesia local (tópica o loco regional con lidocaína al 2%) en la zona a tratar. La técnica utilizada depende de la necesidad de la paciente.

    Las técnicas de aplicación varían en función de las necesidades de cada paciente sea de hidratación o relleno.

      Plasma rico en plaquetas (PRP)

    Plasma rico en plaquetas (PRP)

    Las nuevas terapias de regeneración y rejuvenecimiento están usando el plasma por su contenido de plaquetas ricas en factores de crecimiento y otras biomoléculas, responsables de la estimulación y cicatrización tisular local.

    El PRP es un producto autólogo ya que se obtiene de la centrifugación de una muestra de sangre anticoagulada de la propia paciente y procesada en dispositivos médicos, especializados y certificados, con garantía de calidad (marcado CE), separando sus componentes (glóbulos blancos, rojos, plaquetas, plasma) y seleccionando la fracción más rica en plaquetas para ser administrado en la zona seleccionada.

    Este tratamiento se realiza en consulta, con inyecciones con aguja muy fina en la submucosa o subcutáneo por lo que no precisa anestesia y cada sesión suele durar de 20 a 30 minutos, suele ocasionar enrojecimiento de la zona tratada que desparece en unos días. El resultado del tratamiento no es perdurable en el tiempo precisando al menos 3 sesiones al año.

    El uso del Plasma Rico en Plaquetas o PRP es indicado para:

  • sequedad vaginal.
  • Lesiones crónicas de la piel y mucosas tipo liquen escleroso.
  • Heridas y úlceras de difícil cicatrización.
  • Dolor en episiotomía o cicatrices por cirugías genitales, ocasionando dolor en relaciones sexuales.
  • Postoperatorio de cirugías con colocación de mallas vaginales.
  • Como coadyuvante en tratamientos genitales tipo láser, radiofrecuencia, aclaramiento genital, etc.
  • Tratamiento de estrías.


  • Las nuevas tecnologías disminuyen el número de cirugías necesarias